Seleccionar página

Mis chicas

Esta es mi familia. Somos 3 chicas, mi hermana Marta, mi mamá Paz, y yo. Un día fuimos 4. Josiño, mi Papi, ya no está con nosotras, pero estoy segura que allá donde esté, le encantará leer este diario.

Hemos estado juntas muchos años, y otros tantos separadas, pero siempre a menos de 2 horas de viaje.

No me hace falta ir al otro lado del mundo para valorar a mi familia o echarla de menos, pero sé que lo haré, y mucho.

Gracias a ellas hoy soy quien soy.

Me han enseñado infinitas cosas a lo largo de los años, hemos llorado un poco, nos hemos reido mucho, y bueno, también me han reñido de vez en cuando.

Ellas son lo mejor del mundo, y las quiero de una forma sobrenatural.

Mi hermana me ha enseñado cada día a no rendirme y luchar por lo que quiero. Ha creido en mí antes que yo misma, y siempre me ha echado un cable para que papá y mamá me dejasen llegar más tarde a casa.

Mi madre, pfffff mi madre.

¿Qué digo de ella? Simplemente es mi madre. Aunque a veces somos como el perro y el gato, no conozco un abrazo tan grande que pueda calmarte. Nadie ha luchado tanto por mi como ella. 

A quien más admiro. Mi ejemplo a seguir.

Y aunque las voy a echar muchísimo de menos, tengo millones de ganas de contarles, contarles y contarles cómo se vive al revés.